Vender tecnología hortícola fuera de nuestras fronteras: una oportunidad para crecer

La presente crisis en la economía española y en el sector hortofrutícola en general está limitando la capacidad de las empresas de cubrir sus costos y obligando a reducir su personal e limitar sus inversiones.

Sin embargo existe una oportunidad poco explotada  todavía para las empresas suministradoras de equipo para la horticultura, si se comparan las condiciones geográficas y climáticas de nuestro país. La horticultura española se da en condiciones de clima subtropical y con poca disponibilidad de agua. Estas condiciones han forzado el desarrollo de una tecnología específica, que ha logrado un alto nivel de eficiencia, en gran parte debido a la gran competitividad en las áreas hortícolas españolas.

En concreto en España las siguientes tecnologías se han desarrollado de la mano de la horticultura:
•    Riego por goteo o localizado.
•    Fumigación del suelo sin uso de bromuro de metilo
•    Cultivos bajo plástico en todas sus variantes ( micro túnel, manta térmica, túnel plástico , macro túnel)
•    Software y hardware para el manejo automático de la irrigación por goteo
•    Fertirrigacion.
•    Viveros tanto de frutales, cítricos, o semilleros para plantas hortícolas
•    Software para manejo de productividad en campo y trazabilidad
•    Tecnología de envasado en central hortofrutícola
•    Tecnología de refrigeración y maduración.
•    Servicios de certificación.


Las condiciones de producción en España coinciden con una gran parte de la producción hortícola mundial, que se da en climas tropicales y subtropicales, y en general secos. También hay producción hortícola en climas tropicales húmedos, y en estos existe la necesidad de proteger los cultivos frente a las lluvias. Asimismo nuestro país tiene mucha experiencia al respecto, con grandes extensiones de cultivos protegidos bajo plástico.

De ahí que una gran oportunidad para las empresas de suministros para  horticultura sea la exportación de estas tecnologías a países menos desarrollados pero con necesidades crecientes de producción y una población creciente que demanda productos hortícolas de calidad.  Áreas geográficas naturales para esta exportación son el Norte de África e India, por razones climáticas y Latinoamérica por idioma y climas.

La principal barrera a esta internacionalización de las empresas hortícolas ha sido, en general,  la poca tradición exportadora de nuestras empresas de insumos y tecnología hortícola. Específicamente estas empresas ven como barreras principales la falta de contactos, la barrera del idioma y el riesgo comercial de impagos.

Existen agencias del gobierno (ICEX) y las correspondientes en las autonomías, cuya finalidad es favorecer la expansión comercial de las empresas españolas. Las ferias y congresos en el exterior son excelentes oportunidades para contactar con posibles clientes. La barrera del idioma es salvable con el personal adecuado. El riesgo comercial se puede asegurar con agencias públicas como CESCE que aseguran las transacciones al extranjero en países en desarrollo o de riesgo de impagos.

Quizá la presente crisis económica y del sector pueda verse de manera positiva si sirve para animar a las empresas españolas a buscar nuevos mercados fuera de nuestras fronteras. La crisis pasará pero esos nuevos mercados que se hayan abierto quedaran ahí y seguirán creciendo y generando ingresos para las empresas e insumos y tecnología hortícola.



Dr. Manuel Madrid, Editor, fruitprofits.com
Copyright 2011


Return

Contact

You can contact us by filling in the following form:




Comments: *
Data Protection: *
 I agree with data protection policy

* Required


We use cookies to ensure the best web experience. By accessing the website, we asume that you agree with the use of cookies. I agree